Marketing One to One como clave del éxito para PYMES

marketing one to one

El marketing online es una disciplina muy fluida, muy cambiante, muy adaptable a las nuevas tendencias. Esto obliga a los profesionales de esta rama y a las empresas, especialmente a las PYMES, a mantener una formación constante y a una continua actualización de sus contenidos y sus métodos.

Una de las herramientas que ha calado con más fuerza en los últimos años es el micromarketing, también denominado marketing “One to one”. Esta metodología consiste en tratar de satisfacer las demandas de los consumidores de manera cercana, pues estos cada vez son más exigentes y buscan un contacto más cercano, un vínculo más duradero con las marcas con las que se relacionan.

De este modo, el micromarketing agrupa interacciones que dan respuesta a las preferencias de cada cliente, los trata como piezas importantes para el negocio. Esta técnica de marketing que se ha vuelto tan popular es una muestra evidente de que esta disciplina avanza de manera irrefrenable. El marketing digital avanza y evoluciona día a día, lo que hoy funciona puede que ya deje de ser útil en unas semanas.

El modo de hacer frente a esta situación es mediante una acertada combinación de formación interna continua y apoyo externo por parte de agencias especializadas, que son quienes pueden asesorar correctamente en la puesta en marcha de campañas y lanzamientos concretos.

Para conseguir este propósito, y especialmente para ayudar a las PYMES en su proceso de digitalización, expansión y adquisición de clientes, la Agencia MDM Marketing Digital Murcia distingue cuatro áreas de formación fundamentales: el SEO, el diseño web, la publicidad y las redes sociales.

SEO: atraer tráfico a la web

El SEO consiste principalmente en conseguir que los sitios web a promocionar aparezcan entre los primeros resultados de búsqueda en Google, pues esto se traduce en mayor atracción de tráfico.

Todas las empresas y marcas que están presentes en internet tienen un objetivo común, aumentar su visibilidad para ganar clientes y generar más ventas. El SEO es una estrategia estructural y transversal que aplica al resto de áreas de formación, pues como veremos más adelante, también se relaciona con la buena gestión de redes sociales.

A su vez, el posicionamiento web va de la mano con estrategias de mayor calado como el marketing de contenidos y la experiencia de usuario, que desarrollaremos más adelante con el diseño web. Un buen trabajo de SEO es aquel que saca partido a las palabras clave, las imágenes, títulos y descripciones de producto o el posicionamiento local. En esta estrategia no debemos dejar al margen el SEM, que es el posicionamiento no orgánico al que se accede a través de campañas de pago como pago por clic (PPC).

Diseño web: garantizar la permanencia de los clientes

La segunda estrategia a potenciar es el diseño web, es decir, generar interfaces visuales que sean agradables para los clientes y usuarios de los portales. Esta estrategia obliga a un esfuerzo mayúsculo porque hay que pensar como clientes: qué nos gustaría encontrarnos en la web, cómo podemos acceder a tal apartado, ¿es accesible el blog de la empresa, y la tienda online?, ¿existen descripciones de cada uno de los productos?, ¿cuenta la web con todos los apartados legales exigidos?, qué posibilidades hay de vincular la web a otros espacios de la empresa como redes sociales, páginas de landing o el canal de Youtube.

A todo esto hay que dar solución desde el diseño web y además hacerlo de un modo que resulte atractivo para el cliente, accesible desde cualquier dispositivo y que ofrezca una buena experiencia de usuario, algo que acaba repercutiendo en valor añadido para el cliente.

Publicidad: atraer nuevos consumidores

La publicidad es otra de esas áreas dentro del marketing que precisa de formación continua pero especialmente de apoyo externo por parte de profesionales. La publicidad en el contexto online se puede resumir de una manera muy simple en cuatro procesos: producto, precio, promoción y distribución, pero a esto hay que añadir conceptos básicos sobre persuasión y planificación.

Todo en el marketing digital consiste básicamente en combinar persuasión y planificación. Si entendemos la persuasión como el modo de atraer clientes, esto solo se podrá conseguir desarrollando previamente estrategias bien planificadas en las que se analicen en profundidad las necesidades de los consumidores, sus perfiles y las estrategias de venta.

La fase final de la publicidad en el marketing es el lanzamiento de campañas. En estas adquieren un protagonismo claro herramientas o especialidades como las ya mencionadas como el SEO o el diseño web, pero también otras como los concursos, las promociones, las landing pages o las redes sociales.

Redes sociales: herramienta imprescindible

Finalmente llegamos a la Formación en Redes Sociales, algo que resulta indudable si se quieren conseguir resultados óptimos de venta y expansión del negocio. La actualidad no se concibe sin redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter, Youtube, e incluso Wallapop, porque son plataformas que permiten a millones de personas estar interconectadas entre sí.

Las PYMES pueden conseguir un aumento en su popularidad si hacen un buen uso de estas plataformas. Muchos emprendedores se inician en ellas de manera autodidacta mientras que otras empresas acuden a agencias de marketing para elaborar campañas integrales que incorporan las redes sociales como una herramienta más de la estrategia de marketing web. El buen uso de las redes va emparejado de una segmentación de los clientes, publicaciones bien diseñadas, capacidad de viralización, uso de hashtags y etiquetas para ganar en interés y un contenido que atraiga a los usuarios.

Ambas opciones son válidas y no excluyentes, hasta el punto de que una formación interna básica y continua a largo plazo debe ser completada con contratación profesional externa, pues es esto lo que ayuda a ejecutar buenas campañas y tomar decisiones acertadas en el medio y largo plazo.