Cómo hacer una newsletter y conseguir suscriptores

Pablo Aracil
Pablo Aracil
como hacer una newsletter
Tabla de Contenidos

Uno de los mejores recursos de marketing para empresas que quieren crecer o fidelizar a sus clientes es sin lugar a dudas la newsletter.

A día de hoy, es algo muy presente dentro de la presencia digital de los negocios, pero también está siendo un auténtico rompecabezas para sus responsables. Porque, entre otras cosas, hacen falta suscriptores para darle rentabilidad a esta propuesta.

¿Y cómo conseguir suscriptores para tu newsletter? Es una tarea más sencilla de lo que aparenta, aunque requiere dedicación y, sobre todo, conocimiento del público de tu marca. Vamos a ahondar en esta cuestión para que tu negocio pueda sacar partido a esta herramienta digital tan atractiva.

Las 5 claves para conseguir suscriptores en tu newsletter

La clave para conseguir suscriptores para tu boletín o con tu boletín es, sobre todo, tener claro al tipo de persona al que vas a dirigirte. De nada sirve el mejor diseño, la oferta más especial, si no usas un lenguaje que encaje con tu audiencia. Luego profundizaremos en eso, y en otros trucos fundamentales, pero sin duda ese es el primer mensaje que debes tener clarísimo. Eso, y saber muy bien como hacer una newsletter desde cero.

Aclarado este aspecto, vamos a tratar esos trucos o claves que te ayudarán a conseguir suscriptores con y para tu newsletter. No es una tarea imposible, pero, por supuesto, requiere tiempo y dedicación. Nuestras indicaciones te van a resultar especialmente útiles, pero al final, la ejecución y el desarrollo de tus correos y boletines son algo que recaerá sobre tus hombros y los de tu equipo.

Un aviso en la web de tu marca

Por supuesto, si tienes una página web, en ella debe haber algún tipo de aviso para que los usuarios se suscriban a tu newsletter. Lo ideal es que haya alguna especie de pop-up que aparezca en determinados momentos para que los visitantes lo vean fácilmente y sepan bien qué es lo que ofreces y cómo pueden apuntarse.

Aunque hay que tener cuidado, ya que debe hacerse con cierta sutileza. En internet hay muchísimo rechazo a la publicidad invasiva, algo lógico viendo los abusos de muchos años atrás. Por eso, no invadas la pantalla con tu pop-up y no insistas más de la cuenta. Eso puede provocar justo lo contrario a lo que buscas.

Promos y descuentos en la newsletter

No hay nada como ofrecer alguna promoción o descuento de forma periódica en tu newsletter. Busca aquello que interese a tus usuarios y trata de acordar algún tipo de rebaja con otras marcas que puedan generar una buena sinergia para tu negocio. A día de hoy, el uso de internet se ha disparado en todo el mundo. En España, sin ir más lejos, casi el 100% de la población entre 16 y 54 años se conecta a diario, tal y como recoge el INE. Y eso se ha trasladado por completo al e-commerce.

¿Por qué decimos esto? Porque ofrecer cheques de descuento en tiendas online como Amazon o en la tuya propia puede ser ideal para que los usuarios se queden en tu newsletter. Y no olvides promocionarlo, desde luego.

Difusión en RRSS

Hay que tener presencia en redes sociales. Es algo prácticamente obligatorio dados los tiempos que corren. Aprovéchala en favor de tu newsletter realizando difusiones cada poco tiempo y explicando qué se ofrece en ella, facilitando enlaces para apuntarse y destacando cosas como las que hemos explicado en el apartado anterior.

Hazlo, como decíamos con los avisos, sin abusar demasiado. Un par de veces por semana a las horas adecuadas puede estar bien y ayudar mucho a llevar tráfico a tus boletines.

Contenido exclusivo

Por supuesto, si quieres captar suscriptores para la newsletter que estás elaborando, necesitas ofrecer un contenido exclusivo y de valor. Da a los suscriptores razones para quedarse ofreciéndoles algo que no puedan encontrar en ninguna otra parte. Y, sobre todo, que esté relacionado con tu sector o con aquello que les pueda interesar.

Hazlo con publicaciones semanales, y siempre en torno a las mismas fechas y horas para que los usuarios tengan claro cuándo pueden esperar su ración de novedades. Es fácil cuando se coge inercia, y siempre da muy buenos resultados.

Mantenla viva con nuevos contenidos

Cuando tengas una newsletter en funcionamiento, intenta buscar opiniones de los consumidores cada poco tiempo. Deja cuestionarios o botones para que indiquen qué les gusta y qué no, de forma que así puedas ver cuáles son las tendencias en las preferencias de los suscriptores. Así, al final consigues que queden más que satisfechos.

Y con ellos satisfechos gracias a propuestas que van encajando con sus gustos, consigues un mejor feedback y una mayor probabilidad de difusión. Todo suma para ganar en presencia y suscriptores.

Como has podido comprobar, las pautas no son algo complejo ni excesivo. Solo hay que tenerlas muy claras y, por supuesto, aplicarlas debidamente. Con eso, ya tienes más que suficiente para aumentar el número de suscripciones en tu newsletter.