¿Qué esperas de ti?

¿Qué esperas de ti?

Estos días he tenido la oportunidad de hablar con bastantes personas, con situaciones distintas y con formas de pensar y de actuar diferentes.

Hoy mismo he estado conversando durante un buen rato con una amiga que fue compañera mía de carrera y he podido comprobar cómo las cosas en materia educativa siguen prácticamente igual.

Alumnos universitarios desmotivados, hartos de tanta teoría que difícilmente ven posible aplicar en el mundo real. Personas que, finalizando las carreras, no saben en qué son buenas, cuáles son sus habilidades más especiales, aquellas que les generan una ventaja competitiva frente al resto. No saben hacia dónde quieren ir ni qué hacer en un futuro (un futuro a corto plazo traducido en algunos casos a escasos 3 meses).

Esto, es algo triste y escalofriante. Pero lo es más cuando son felices y se sienten cómodos con la situación en la que viven. Se muestran “seguros” en una zona de confort que sólo les lleva a la inseguridad, miedo, desempleo y desmotivación.

Es curioso, no hacen nada, absolutamente nada para cambiar las cosas. Y es que en el fondo, no las quieren cambiar.

Pero afortunadamente no todos son así, ni en el perfil de alumno ni en el de docente, ya que hay parte del profesorado que sé que está ejerciendo acciones para cambiar esta situación y verdaderamente se agradecen. Son conocedores de la necesidad imperante de cambiar la forma de enseñar y de apoyarse en las nuevas plataformas sociales, así como en nuevas materias.

Y es que la teoría que se enseña en ciertas carreras, está relacionada con la antigua economía, con viejas formas de hacer negocio.

Hoy vivimos en una economía conectada que genera oportunidades cuando conoces la forma en la que se opera, cuando conoces la forma de crear relaciones sociales-personales-humanas.

Herramientas como el coaching, la marca personal o la web social sirven para potenciar personas y re-educarlas hacia una nueva forma de hacer negocio. Aquí ELEMENTAL program podría ayudarte, pero sólo si tú quieres ser ayudado y sólo si quieres  cambiar las cosas, liderarte y avanzar.

Gracias a aquellos profesores (he hablado con ellos esta semana) que se han dado (se dieron) cuenta de esto y están intentando cambiar la forma de enseñar  y gracias a esos alumnos que están despertando de un letargo y ven la nueva –quizá la única- forma de poder crecer personal y laboralmente.

¿Qué esperas de ti?