El papel de los estudiantes en la Universidad

networking-universidad

Universidad, profesores, alumnos, compañeros, personas.

Hay muchas combinaciones posibles pero la gran mayoría de los estudiantes se quedan con un par de combinaciones: compañeros-alumnos, exámenes-universidad.

Lástima, porque se están perdiendo otros elementos muy valiosos que pasan desapercibidos.

Y es que la universidad es un mundo de experiencias, de encuentros y de oportunidades. Un momento ideal para hacer relaciones con otros alumnos y no sólo de tu misma carrera, que evidentemente está bien, sino con otros estudiantes de diferentes carreras que puedan aportar una visión más global y diferentes de lo que tu estudias, pues hoy en día tiene mucha relevancia el ser multidisciplinar y entender cómo afectan las cosas desde diferentes puntos.

Si a esto le sumamos las grandes oportunidades que existen cuando creas un contacto con los profesores (tanto de tu facultad como de otras distintas), ya tenemos un camino trazado desde antes de haber finalizado los estudios universitarios superiores.

Y es que la forma en que la inmensa mayoría de estudiantes asumen los estudios en la universidad es el de ir a clases, aprender la lección y aprobar el examen. Así uno tras otro, con el fin de conseguir terminar la carrera.

Pero… ¿y luego qué? Resulta que cuando terminas te das cuenta que has dejado atrás posibles relaciones profesionales con aquellos alumnos con los que estudiabas y con aquellos que fueron tus profesores.

La marca personal y el networking como factores vitales

A esto súmale la marca personal. Este factor que sirve para diferenciarte de los demás como  activo de valor. Piénsalo de esta manera: vas a finalizar una carrera que 50 o más compañeros tuyos también finalizan, de los cuales seguramente tengan más cosas que tú, bien sean otros estudios, más idiomas, etc. que a su vez, no significan ni que sean mejores que tú, ni que tengan mayores opciones, pero ahí están.

A mí me gusta mucho poner siempre este ejemplo en mis ponencias o masterclass:

Imagínate que eres un pez, uno pequeñito que tiene que nadar en un gigantesco océano que tienes por delante. Cuando terminas  la carrera y no has hecho relaciones (networking) sino que sólo te has dedicado a aprobar exámenes por obligación, vas de lleno contra todo el océano. Estás sólo, pequeño ante algo imponente.

Mientras que si te has dedicado a crear tu propia marca personal y a diferenciarte, resulta que ya sabes por dónde tienes que comenzar a nadar. El océano sigue siendo igual de inmenso, pero tú lo has reducido en gran medida porque ya sabes en qué parte de él nadar. Y si además has creado esas relaciones durante la carrera, no vas a comenzar nadando sólo, sino que otros peces más grandes que ya nadan en él, te van a hacer de guía y te van a presentar a otros peces, aquellos con los que quieres nadar.

networking-universidad

¿Te ha gustado este ejemplo?

Pues tú decides qué hacer durante esta etapa. ¿Y bien?